Migrantes y Extranjeros

Los llamados “libros sagrados” no dejan de sorprenderme al pasar de los años. En verdad contienen enseñanzas morales para una convivencia limpia y armónica: lástima que no les hagamos ningún caso, o porque rechazamos todo lo que parezca religioso, o porque, como dicen los cabalistas, no hemos pasado ni siquiera el estado vegetal, permaneciendo atrapados en lo material.

Y esto viene a cuento, mis queridos Amigos y Hermanos todos, porque siendo el “Día del Migrante”, me propuse escribir algo al respecto, e investigando aquí y allá estadísticas, corredores geográficos y remesas, encontré una cita que cambio el rumbo y los criterios, para caer en la Biblia, la Kabbalah, el Corán y la Masonería. Impresionante. De los miles de citas que pudiera cada quien escoger, les ruego acepten las que yo he elegido, sólo para tener una idea de las enseñanzas, independientemente de lo poco o casi nada que los “creyentes” de cada Libro Sagrado practiquen. Comenzaremos con el principio universal de amor al prójimo y con citas de la La Biblia:

En el libro de Job (31; 32) dice él de sí mismo: El forastero no pernoctaba a la intemperie, y tenía abierta mi puerta al caminante.

Cuando un extranjero resida con vosotros en vuestra tierra, no lo maltrataréis. El extranjero que resida con vosotros os será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto; yo soy el señor vuestro Dios.(Levítico 19:33-34)

El extranjero que resida con vosotros os será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto; yo soy el Señor vuestro Dios.(Levítico 19:34)

En caso de que un hermano tuyo empobrezca y sus medios para contigo decaigan, tú lo sustentarás como a un forastero o peregrino, para que viva contigo.(Levítico 25:35)

No os olvidéis de mostrar hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.(Hebreos 13:2)

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis.(Mateo 25:35)

Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y vestido de ropa lujosa, y también entra un pobre con ropa sucia, y dais atención especial al que lleva la ropa lujosa, y decís: Tú siéntate aquí, en un buen lugar; y al pobre decís: Tú estate allí de pie, o siéntate junto a mi estrado; ¿no habéis hecho distinciones entre vosotros mismos, y habéis venido a ser jueces con malos pensamientos?(Santiago 2:2-4)

Tomado de la Torá: Deuteronomio 10; 19: Deben amar al extranjero, porque ustedes fueron extranjeros en la tierra de Egipto. (Litman.es)

Me gusta mucho esta explicación espiritual de la Kabbalah (Cablá) sobre los extranjeros que moran en la tierra de Israel:  “Después de entrar en la tierra de Israel, todos son hermanos. No debe haber extranjeros en la tierra de Israel, porque es un estado espiritual donde el egoísmo es corregido en cierta medida e inicia una interacción, conexión y revelación del Creador totalmente correcta. Por lo tanto, los que aún no están listos para esto se les llama extranjeros”.

“Un extranjero en la tierra de Israel es Klipa (un estado impuro). Tan pronto como el pueblo de Israel entra en esta tierra, comienzan a purificarla con su presencia y

hay guerra contra los que viven allí, es decir, con los deseos no corregidos. Por lo tanto, los extranjeros o las siete naciones que viven en la tierra de Israel simbolizan los deseos egoístas de los judíos que entran en este nivel”. (Shimon Halevi)

Dios dice en el Corán: He honrado a los hijos de Adán y les he facilitado los medios para viajar por la tierra y por el mar, les he proveído de todo lo bueno y los he favorecido sobre muchas otras criaturas. (Corán 17:70).

Dios ha exhortado a la gente, a la vez, a mostrar compasión y bondad unos con otros. Él dice en el Corán: “No sean avaros, sino que hagan el bien, porque Dios ama a los que hacen el bien” (Corán 2:195). Esta aleya es una orden general para que tratemos bien a todas las personas.

El Profeta Muhammad dijo: “Si muestras misericordia hacia los que están en la Tierra, Aquel que está en el cielo mostrará misericordia hacia ti”. También dijo: “Aquellos que no muestran misericordia hacia los demás, no recibirán misericordia”, y: “Quienes son misericordiosos recibirán misericordia del Señor Más Misericordioso”.

Dios dice en el Corán: “Quien mata a una persona sin que esta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra, es como si matase a toda la humanidad. Pero quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad” (Corán 5:32). También dijo: “La amabilidad embellece todo lo que toca, y su ausencia hace las cosas feas”.

Y terminamos con la Masonería, que en su Código Moral expresa: “Respeta al extranjero y al viajero, porque su posición es sagrada para ti”. Y en otra parte: “No hagas a los otros lo que no quieres que ellos hagan contigo”, y finalmente este deber: “Todo hombre tiene derecho a tus buenos oficios, así que te encargamos hacer el bien a todos”.

Bueno, pues a unos les gustará un resumen como éste, a otro no, a éstos les parecerá sumamente incompleto y a aquéllos inneesario: así que cada quien tómelo como mejor le parezca; pero lo que ciertamente sería ridículo y reprobable es que alguien dijera seguir una doctrina como éstas y lo negara totalmente con sus hechos, ¿o no?

 

 

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *