LIBÉRRIMA ¡Viva la Fraternidad Universal!

Fue el grito que como todos sabemos lanzó el presidente López desde el balcón de Palacio Nacional, y que en automático corearon los miles que abarrotaban el Zócalo capitalino. De inmediato vino el escandalo de la jerarquía de la Santa Iglesia y sus fieles, así como al interior de los Ritos Masónicos. Los Católicos por identificar esas palabras con la Masonería, a la que han perseguido durante 300 y más años, y los Masones, unos porque no reconocen a ese López como Masón, y otros porque se sintieron felices por ese grito septembrino.

            Quizás el asunto no fuera más allá de la anécdota, si la Iglesia Católica no hubiera publicado toda clase de insultos y descalificaciones contra la Masonería y el presidente López como Masón, mediante artículos, declaraciones, videos, y, sobre todo, homilías en cuantas Misas se celebran en todo el país, y lo siguen haciendo. Ante todo eso he querido comentar, y con su permiso, con mis cuatro lectores y medio algunas doctrinas sobre la Fraternidad.

                  En primer lugar, pues se trata del presidente de México, citaremos el Artículo 3 de nuestra Constitución Política, inciso X, apartado c): “(La educación) Contribuirá a la mejor convivencia humana, la convicción del interés general de la sociedad… los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos”. Es tan claro que no necesita comentarios, y es bueno que lo exalte un pesidente.

Pero si hablamos de universalidad, veamos al menos lo que enseñan las grandes religiones sobre la Fraternidad. Y comencemos con una a la que el Cristianismo en general y el Catolicismo en particular, tiene más de mil trescientos años de confrontación: el Islamismo. Encontré este resumen: “El amor fraternal entre los musulmanes tiene muchos beneficios, no sólo terrenales, sino que también será recompensado en la otra vida, como el hecho de que las personas que se amaron fraternalmente por Al-lah serán cubiertos con la sombra del Trono de Al-lah el día en el que no habrá más sombra que ésta; pero lo más importante es que nos hace
merecedores del amor de Al-lah. En un Hadiz registrado por Muslim encontramos: “Un hombre fue a visitar a su hermano en otro pueblo. Entonces, Al-lah envió un ángel para que lo esperase en el camino. Cuando llegó a él, le preguntó (el ángel): ‘¿Adónde quieres ir?’ Contestó: ‘Quiero visitar a mi hermano en este pueblo’. Le dijo: ‘¿Acaso le has hecho algún favor (y quieres que te lo devuelva)?’ Respondió: ‘No, sino que yo lo amo por Al-lah, Exaltado y Majestuoso’. El ángel, quien había tomado forma humana, le dijo: ‘Pues yo soy un mensajero de Al-lah para informarte que Al-lah te ama, así como tú lo amas a él”. (Página Facebook, “Llamamiento al Islam”, 07.08.18). Yo veo en esto una doctrina hermosa, utilizable en cualquier circunstancia humana.

            Y hay otra religión importante, el Budismo. Encontré también esta cita igualmente ilustrativa: “Los cuatro elementos o pilares del amor según el budismo: MAITRI (alegría-comprensión) Es el deseo de hacer a alguien feliz, y la habilidad o capacidad para traer alegría a la vida de esa persona. Por extensión a todos los seres que sufren. KARUNA (compasión-comprensión) Es el deseo de aliviar el dolor de alguien, y la habilidad o capacidad para hacerlo. Por extensión a todos los seres que sufren.MUDITA (disfrute mutuo) Se trata de la alegría o disfrute en la relación interpersonal, ya sea amor romántico o el amor fraternal a todos los seres que sufren. UPEKSHA (libertad) El libro usa dos palabras para describir este pilar: ecuanimidad y libertad. La ecuanimidad es la calma y compostura, especialmente en una situación difícil, yes para aliviar el sufrimiento de todos los seres que sufren.” (Budistas. Blogspot.com. 12-09). Hermosos conceptos sobre la fraternidad universal, e igualmente utilizable en cualquier circunstancia humana, ¿por qué no en un palco presidencial?

            Fraternidad viene del Latín “fraternitas” (de frater: hermano), ya que en efecto una fraternidad es el afecto y el vínculo entre hermanos, o entre quienes se consideran como tales. El concepto es sinónimo de hermandad, amistad, camaradería. Si bien la palabra se usa también para ciertas asociaciones de mujeres, por ser un concepto universal, en este caso la palabra es soror (hermana), sororidad. De aquí que todas las asociaciones de monjes y monjas del Catolicismo, y de las llamadas “terceras órdenes”, se traten como hermanos, y que haya fundaciones llamadas Fraternidades. Y en el Cristianismo primitivo el trato fraternal era un distintivo. En verdad ante eso no veo motivos de escándalo entre los Católicos mexicanos de hoy. Y hay más: de los cientos de posibles citas bíblicas sobre el concepto de Fraternidad, permítanme sólo éstas:

            Salmo 131: Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.Malaquías 2,10: ¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? Mateo 2, 8: Pero vosotros no dejéis que os llamen Maestro, porque uno es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos.Mateo 25, 40: En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.Juan 20, 17: Jesús le dijo: No me toques, porque todavía no he subido al Padre; pero ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.Romanos 12,10 Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros. 1 Tesalonicenses 4,9: Mas en cuanto al amor fraternal, no tenéis necesidad de que nadie os escriba, porque vosotros mismos habéis sido enseñados por Dios a amaros unos a otros; porque en verdad lo practicáis con todos los hermanos que están en toda Macedonia.1 Pedro 1,22: Puesto que en obediencia a la verdad habéis purificado vuestras almas para un amor sincero de hermanos, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro.Juan 13, 34: Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.

Y este agregado, en verdad ilustrativo: “Uno de los aspectos fundamentales en tu camino hacia la madurez cristiana es la práctica del amor fraternal en la congregación de los santos. Ni tú, ni yo, ni nadie, puede decir que ha llegado a la madurez cristiana si no es capaz de amar a sus hermanos, aceptándolos tales como son”. (Diosparatodos.com) Igualmente, ¿por qué no utilizar estas ideas de más de dos mil años en un balcón presidencial? ¿Por qué identificarlas precisamente para buscar discordia? 

Hay algo más, muy importante, pues se identifica totalmente con lo sucedido con el grito del presidente López. Veamos:“ La Gran Fraternidad Universal (GFU) Es una organización civil, cultural, no gubernamental, sin fines de lucro, de carácter mundial, apolítica, con el objetivo de reunir la Ciencia, el Arte y la Filosofía para un perfeccionamiento intelectual y una reeducación espiritual de la raza humana, sin distinciones de raza, nacionalidad, sexo, credo o clase social. Cuenta con delegaciones en: Sudamérica, Europa y Australia. Fundada en 1948 en Caracas por el escritor, yogui, artista y astrólogo Serge Raynaud (Wikipedia.org). «No obstante, el francés fue más allá, pues hasta se creía iluminado, ya que Serge Raynaud aún constituye para sus seguidores el Iluminador universal de una Era, una especie de Mesías. ¿Acaso Andrés Manuel quiere llegar a ser aquél a quienes todos le rindan culto?” (Margarita Rodríguez Plácido, Diario Contrapeso, 16,09.19).

            Y hablemos ahora un poco de la Fraternidad que tanto escandalo causó a la jerarquía católica. Encontré esta cita: “Los masones son una organización internacional, surgida en 1717, donde sus valores primordiales son la Libertad, Igualdad y Fraternidadfraternidadque se refleja en la ayuda entre hermanos –así se hacen llamar entre ellos los masones. Ayuda que va desde dar una mano al afligido, empleo al desempleado, una palabra de aliento al doliente y otras formas más de apoyo moral, social, económico y humanitario a los hermanos y –ojo– a los no hermanos también. Así vemos a los masones metidos en todo tipo de asistencialismo, el ejemplo más elocuente es el hospital de los Shriners, institución paramasónica auspiciada en mucho, por recursos de los masones del mundo y donde se atienden a niños con quemaduras. De su altruismo puede dar cuenta la Fundación Michou Mau. (Periódico El Horizonte, Monterrey, N L, 20.09.19)

            Y estas palabras hermosas tomadas de la Liturgia de Aprendiz, que cualquiera puede encontrar en los canales masónicos de la Internet: “Ahora vais a dejar este recinto consagrado a la Amistad y a la Virtud. En medio de vuestros asuntos no olvidéis los Deberes que tantas veces habéis jurado. Acordaos igualmente que habéis prometido solamente ayudar con cordialidad en proporción a vuestros haberes, al Hermano que necesite vuestra asistencia, pues los masones se aman los unos a los otros. Estos principios generosos se extienden aún más: todo hombre tiene derecho a vuestros buenos oficios. Así, os encargamos que hagáis bien a todos, vuestra obra está con el gran arquitecto del universo y vuestra recompensa en la estimación y cariño de vuestros Queridos Hermanos. Finalmente, Hermanos míos, vivamos en estrecha unión, que la paz more entre nosotros y ¡que nos una la Fraternidad eternamente! ¡Así sea!”

            Hubiera sido o no una indiscreción del presidente López haber exaltado la FraternidadUniversalen una fiesta patria, yo no veo ninguna falta en eso, excepto la indiscreción misma, pues es un Valor contenido en nuestras leyes y en cualquiera de las religiones que practiquemos los mexicanos, o de los Ritos Masónicos. Lo que ciertamente es reprobable y hasta condenable, es que esa indiscreción se utilice para revivir viejos odios y persecuciones, y se presenten como verdaderas supuestas intenciones políticas o de “control” que nadie puede probar, sino que se exige que se “crean” por ser denunciadas por alguien con autoridad, y nada más. Lo lamentable es que ciertamente hay millones de mexicanos que se la creen, y esto es más lamentable y hasta peligroso que la impertinencia del presidente López. 

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *