¿Es el Dios de los Católicos un asesino?

Respuesta 1: Querido “amigo lector muy católico”: para empezar déjame decirte que jamás he rehusado discusiones sobre afirmaciones mías en cualquier tema que abordo (excepto discutir con los necios, debo confesar), porque me sirve para una de dos cosas: o me confirma en mis conocimientos y criterios, o, demostrada mi equivocación, me da la oportunidad de corregir mis errores. Así, sobre el asunto que nos ocupa a partir de mi afirmación de ser según la mitología hispana el apóstol Santiago el Mayor “el más grande asesino de los apóstoles”, con tus propias palabras concluyes que para mí: “entonces Dios es el asesino más grande de a humanidad porque a nombre de él se cometieron las más grandes guerras, y si nos es el asesino por lo menos es cómplice”. Pues debo decirte que eso es absolutamente cierto: el Dios de los Católicos es asesino y cómplice de asesinatos a lo largo de 12 milenios o más, como lo demostraremos después.

Primero debemos asentar una base de fe, y una base jurídica. La primera debe ser la propia doctrina católica, que, en resumidas cuentas, se encuentra en su Catecismo, el cual en el numeral 105 enseña: “Dios es el autor de la sagrada escritura. Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. La Santa Madre Iglesia, fiel a la base de los Apóstoles, reconoce que todos los libros del Antiguo y Nuevo Testamento, con todas sus partes, son sagrados y canónicos, en cuanto que, escritos por inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como su autor, y como tales han sido confiados a la Iglesia”. En el 106 afirma: “Dios se valió de hombres elegidos que… pusieron por escrito todo y sólo lo que Dios quería”.

Me parece que no tengo que explicar que no creer los Católicos en la Biblia como palabras y verdades reveladas por Dios, es no sólo contrario al “magisterio de la Iglesia”, sino por sí mismo un acto de exclusión. Dicho así: hay actualmente unos 7 mil millones de seres humanos que no creen en la Biblia como dice e interpreta el Catolicismo: están excluidos de la fe según la doctrina de esa Iglesia. Entonces tú, querido “amigo lector muy católico”, no puedes negar lo que tu iglesia afirma, y has de aceptar lo que dicen los numerales 105 y 106 del Catecismo, y otros relacionados.

La segunda base necesaria es jurídica. Veamos: “El autor intelectual de un delito es la persona que idea un plan, mas no es el que lo lleva a cabo, sino otras personas.” Tambien se dice que es “aquella persona o grupo de personas que sirven de inspiración para realizar un hecho delictivo”. “El autor intelectualinduce, instiga, incita e impulsa a otro u otros a realizar un acto delictivo”. “Se habla del autor material en los casos de desdoblamiento o dualidad por existir un autor intelectual”. Y algo muy importante: “Cómplice, en Derecho penal, es una persona responsable de un delito o falta penal, pero no por haber sido el autor directo del mismo, sino por haber cooperado a la ejecución del hecho con actos anteriores o simultáneos.”

Es así que, considerando ambas bases, y de acuerdo con los trestimonios de la Biblia y de la historia de la Iglesia Católica, Dios ordenó o contribuyó a cometar miles de miles de asesinatos durante 12 milenios o más, luego ese Dios es un asesino. Lo cual demostraremos con esos testimonios en las siguientes por lo menos cuatro entregas, testimonios que no podrás negar, “amigo lector muy católico”, sin faltar a tu fe. Nos leeremos en la siguiente entrega, sobre las famosas plagas de Egipto y otros punibles actos divinos. Saludos muy atentos para ti y mis cuatro lectores y medio.

One comment

  1. José Antonio Arriaga Hernandez

    No soy católico pero creo que es debatible, todo es según desde el punto donde se mire. Dios es permisible, esto es permite, pero todo tiene consecuencias y su respectiva paga

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *