22 de Octubre de 1814, Apatzingán

Decreto para la Libertad de la América Mexicana, 22 de Octubre de 1814, Apatzingán, Michoacán. Para empezar es necesario comprender que la guerra de Morelos no es para destruir, sino para construir. Dejadas a un lado las caretas, como le dice a Ignacio Rayón, lo que “pretende es independizar la Nueva España, de la Vieja España. No quiere la destrucción de esta Vieja España, sino un cambio de gobierno: el que representa esa Vieja España, por uno propio de la Nueva España, que él llama América Septentrional y América Mexicana.

Cambio de gobierno. “Reformarlo, dice él en el Sentimiento Once, abatiendo al Tiránico, sustituyendo el liberal”. La palabra reformar tiene aquí el significado de dar otra forma, cambiarlo; y lo explica señalando que uno liberal –que él propone- sustituya al tiránico. Morelos quiere cambiar el estado, dejando el que venía funcionando por la imposición de la conquista, para formar uno que en ese momento no existe, sino como modelo ideal, como un sueño, el cual se realizará hasta 1824, con la Constitución Federal y el primer gobierno mexicano; pero para eso habrá que pasar por las primeras tiranías y traiciones entre 1810 y 1824.

En este día ¡honor y gloria a José María Morelos y los Constituyentes del Congreso de Anáhuac, verdaderos fundadores del Estado Mexicano, incluyendo al “Dios de las Naciones”. Morelos, en su emocionante discurso de apertura del Congreso en Chilpancingo, lanza esta frase cuya realidad hace que pierda la retórica: “El Eterno abrió su boca, y decretó en presencia de los Serafines, que el Anáhuac fuese libre”. La historia hizo buena esta interpretación de Morelos a la Voluntad Divina.

Si en el México actual las cosas no son como las plantearon Morelos y los héroes de 1810, no es culpa de ellos, sino de nosotros que no hemos cumplido cabalmente como ciudadanos mexicanos 204 años después del “Decreto para la Libertad de la América Mexicana” publicado en Apatzingán. Habrá que hacerlo.

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *